• Carla Miranda Coach

DESCUBRIENDO LO MARAVILLOSO DE ESCUCHAR CON TODOS LOS SENTIDOS




El jueves recién pasado 1 de Noviembre 2018, realicé un webinar para ICF (International Coach Federation,) Federación internacional que agrupa la mayor cantidad de coaches a nivel mundial y de la cual soy miembro activo. Muy agradecida por la oportunidad de realizar un webinar representando a Chile.


El tema del webinar fue “DESCUBRIENDO LO MARAVILLOSO DE ESCUCHAR CON TODOS LOS SENTIDOS”. Cuando comencé a buscar acerca de la temática del webinar, tuve varios temas de interés en mente y finalmente decidí hablar sobre el escuchar con todos los sentidos.


La razón principal, por la que escogí este tema, es por la gran importancia que significa en la vida de una persona, desarrollar la habilidad de escuchar con todos los sentidos cuando nos comunicamos. Es una tremenda habilidad que nos sirve para la vida personal y profesional.


Y ¿Qué es la escucha activa o escuchar con todos los sentidos?


Antes de describir en detalle que significa escuchar con todos los sentidos, voy a escribir acerca de lo que necesitamos para escuchar con todos los sentidos.


Para escuchar con todos los sentidos, necesitamos:


1) Estar presente: Estar presente es estar con la mente, el corazón y el cuerpo, mientras nos comunicamos con alguien, para lograr una conexión profunda que permitirá que la sesión de coaching o la conversación será profunda y fluida.


2) Esfuerzo: También requiere de esfuerzo para querer escuchar con todos los sentidos, es decir, las ganas de hacerlo.


3) Apertura: Porque necesitamos estar abiertos a lo que va ocurriendo mientras nos estamos comunicando, es el pulso a pulso, de sensaciones, pensamientos, percibir a la otra persona, es todo.


4) Generosidad: Porque al escuchar con todos los sentidos ofrecemos apoyo a la otra persona desde la comprensión de lo que es realmente importante para él o ella.


5) Interés genuino o verdadero: Para escuchar con todos los sentidos requiere que haya interés y que además sea verdadero porque lo verdadero se transmite y la otra persona lo percibe y siente.


6) Curiosidad: Porque al escuchar con todos los sentidos vamos comprendiendo y percibiendo a nivel profundo y esta condición despierta la curiosidad en torno a lo que la otra persona está comunicando.


7) Empatía: Porque al escuchar con todos los sentidos podemos hasta sentir lo que la otra persona siente y “Ponernos en sus zapatos”.


8) Observar y sentir: Porque necesitamos ver y sentir a la otra persona que nos comunica como un ser completo como un todo, donde cada gesto, postura, expresiones faciales y tono de la voz nos entrega información valiosa.


9) Disfrutar los silencios: Muchas veces cuando nos quedamos en silencio nos incomodamos, es como si, al estar en silencio se nos revelaran nuestras propias voces interiores que muchas veces no queremos oír. Sin embargo, para escuchar con todos los sentidos aprender a disfrutar y sentirnos cómodos en los silencios es clave. Es lo que nos permitirá mantenernos mucho más tiempo escuchando con todos los sentidos.


Saber escuchar es una habilidad que pocos practican porque desde siempre el ser humano ha tenido la necesidad de ser él quien comunica, expresa y transmite sus emociones y pensamientos y es escuchado por otro.


Ser escuchado por otro es parte esencial de nuestras necesidades básicas y nos reafirma como personas porque la opinión de los demás nos influye, nos valida y nos hace sentir importantes. Por esto es que cada ser humano sueña con ser escuchado.


Ser escuchado es una necesidad verdadera y propia de la naturaleza humana.


Sin embargo, la mayoría de las personas le da más importancia a la forma en que se expresa, que a la forma en que escucha.


Entonces escuchar es una habilidad poco desarrollada y por muy pocos.

Nos limitados a pensar en lo que tenemos, debemos o queremos decir y es imprescindible escuchar.


Escuchar con todos los sentidos requiere de: presencia, esfuerzo, apertura, generosidad, interés genuino, curiosidad, empatía, observar y sentir y de disfrutar los silencios.


A través de ella nos sumergimos en el mundo de la otra persona porque es una manera de aprender de ellos también.


Para escuchar con todos los sentidos requiere que conozcamos también cómo funciona la comunicación en nuestro cerebro.

📷


La comunicación como palabra es estática, pero en realidad la comunicación como proceso es dinámica y es un ciclo que cambia a cada momento cuando ocurre entre dos o más personas.


Cuando nos comunicamos con una persona recibimos su respuesta e internamente reaccionamos con nuestros propios pensamientos, sentimientos los cuales se manifiestan a través de nuestro cuerpo en una conducta y así sucesivamente.


El significado de la comunicación es la respuesta que obtenemos.


Solamente prestando atención a la otra persona tendremos la idea de lo que hará o dirá después.


Todas las personas nos comunicamos mediante palabras, calidad del tono de la voz y con el cuerpo tomando posturas, gestos o expresiones.


Incluso cuando estamos en silencio y quietos, estamos comunicando profundamente.





Esto se puede ver a través de la mirada y la postura del cuerpo.


La comunicación es mucho más que las palabras.


Necesitamos de observar, escuchar y sentir a la otra persona, observando su postura, los gestos, la expresión facial porque cada una nos entrega información valiosa.


Escuchar el tono de la voz, es decir, como nos dice las cosas porque en su tono de voz podremos descubrir y percibir el sentir detrás de las palabras. Podemos saber si aquello que plantea significa un peso en su vida o una experiencia muy agradable que le gustaría vivir nuevamente; o quizás podemos comprender que hay nostalgia detrás de sus palabras o alguna emoción que las palabras no alcanzan a manifestar en su totalidad.


Ahora vayamos a descubrir que ocurre internamente en nuestro cerebro cuando nos comunicamos.


El pensamiento influye en la emoción y en el cuerpo. Es una conexión poderosa. Al ser conscientes de esta conexión podemos cuidar lo que pensamos.






A cada momento estamos interactuando con el entorno y con más personas que representan a los estímulos externos. Utilizamos nuestros sentidos para captar los estímulos externos y usamos nuestros sentidos para representarnos la experiencia internamente para luego transformarse en pensamientos.


Usamos los mismos caminos neurológicos para representar la experiencia en nuestro interior, que para experimentarla directamente.


El pensamiento tiene efectos físicos directos. La mente y el cuerpo son un sistema maravilloso.


Para comprender un poco más acerca de esta conexión voy a introducir la programación neurolinguística.


Y ¿Qué es la PNL?

PROGRAMACIÓN: Pensamientos, hábitos y emociones programan el “disco duro” de nuestra mente subconsciente.


NEURO: Se refiere a nuestro sistema nervioso, los circuitos mentales y los cinco sentidos. En conjunto conforman el ensamblaje a través del cual ocurre dicha programación.


LINGÜÍSTICA: 3 ideas

  1. Habilidad para utilizar el lenguaje, las palabras y el diálogo interno para programar y re-programar nuestra mente.

  2. Las palabras y frases específicas que utilizan las personas, reflejan sus propios mapas mentales.

  3. Importancia de conocer el lenguaje no verbal y cómo este lenguaje visual revela nuestro modo de pensar y nuestras creencias.


La PNL es un modelo explícito de la experiencia humana, o sea, un mapa con el cual adentrarnos a ese mundo maravilloso del alma del ser humano.


En la PNL las maneras como recogemos, almacenamos y codificamos la información en nuestra mente (ver, oír, sentir, degustar y oler) se conocen como sistemas representativos.


Estos sistemas representativos se conocen como: Sistema visual, sistema auditivo y sistema kinestésico, dependiendo de cómo es procesada la información en nuestro cerebro, si a través de imágenes, sonidos o sensaciones.


Todos utilizamos los tres sistemas. Sin embargo, hay uno que es el que utilizamos con mayor frecuencia y a este sistema se le llama sistema directivo.


Y es así como las personas que generalmente piensan en imágenes, es que están utilizando el sistema visual como su favorito.







Algunas características que nos permiten identificar el canal de comunicación que está utilizando una persona, las personas visuales cuyo canal de representación favorito, son personas con:

  • Personas con alta energía

  • Siempre anda haciendo algo

  • Las imágenes es lo más importante

  • Anda bien arreglado o arreglada

  • Personas bastantes ordenadas

  • Como piensan en imágenes hablan de prisa


Las personas cuyo sistema representacional favorito es el auditivo poseen:

  • Nivel de energía más tranquila

  • Personas más sedentarias

  • Su arreglo es bueno y conservador

  • Sin llamar la atención, su discurso es importante

  • Cuidan mucho lo que dicen

  • Manejo del lenguaje oral

Y las personas cuyo sistema representacional favorito es el kinestésico:

  • Más relajadas

  • Reconoce por su arreglo personal

  • Visten cómodos, la moda no les interesa

  • Energía tranquila y hablan sin prisa

  • Gustan de los deportes y la buena comida, sensibles.

  • Conocer el sistema representacional de las personas permite generar sintonía y confianza.


La comunicación es una danza donde las posturas del cuerpo, el tono de la voz y las palabras son parte de ella en absoluta armonía.


Para desarrollar la habilidad de escuchar con todos los sentidos, requiere de práctica, presencia, esfuerzo, apertura, generosidad, interés genuino, curiosidad, empatía, observar y sentir y de disfrutar los silencios.


Te invito a disfrutar de las distintas instancias de la vida para escuchar con todos los sentidos, cuando conversas en el trabajo, en una reunión, con tu familia, con amigos, cuando disfrutas en silencio en algún lugar que te encanta.


Un abrazo grande


Carla Miranda Díaz

Coach de Vida y Ejecutivo


Te invito a visitar mi sitio web www.carlamirandacoach.com


y a compartir el blog!!


12 vistas