• Carla Miranda Coach

5 CLAVES PARA DESARROLLAR TU INTELIGENCIA EMOCIONAL




Día a día nos desenvolvemos en diversos escenarios y con muchas personas, por lo que queramos o no, estamos influidos por el ambiente.


En esta interacción que ocurre segundo a segundo, sucede que el ambiente nos influye de distintas maneras. Unas veces, de forma positiva y otras veces de forma no tan positiva para nosotros.


Desarrollar la capacidad de darnos cuenta cómo nos influye el ambiente es tan importante para nuestro equilibrio emocional y mental, que se hace necesario desarrollar la capacidad de darnos cuenta, o por lo menos comenzar dándonos cuenta lo que nos influye, para después tomar acción.


Todos estamos expuestos a estímulos del ambiente externo y éstos estímulos ingresan en nosotros a través de nuestros cinco sentidos para transformarse en imágenes, sonidos o sensaciones, es decir, tenemos la capacidad de pensar en imágenes, en sonidos o en sensaciones.


El pensamiento que se genera como resultado del estímulo externo, se transforma inmediatamente en una emoción. Esta emoción que surge va a depender mucho de lo que estoy pensando. De aquí la tremenda importancia de identificar los pensamientos. Una vez generada la emoción en un proceso casi automático, en que el cuerpo manifiesta la emoción de distintas maneras.


¡Te estás preguntando porque me duele el cuello o la espalda!


Cuando nuestros pensamientos son positivos, optimistas, agradables, nuestras emociones serán de alegría, euforia, felicidad, amor, etc.


Para ejemplificar de la mejor manera esto, te voy a pedir que recuerdes trayendo a tu mente, algún momento que viste a un atleta correr una maratón y llegar a la meta.


¿Cómo era su postura?

Abierta, con los brazos hacia arriba, el pecho abierto, es decir, de celebración.


Por mi parte nunca vi a alguien que ganara y que su cuerpo se encogiera o se cerrara.


Entonces estos ejemplos ya nos dicen mucho acerca de cómo el cuerpo muestra las emociones que sentimos.


Por otro lado, si tus pensamientos son negativos las emociones que acompañan estos pensamientos podrían ser de miedo, frustración, tristeza, angustia, etc.


Ahora te voy a pedir que pienses o recuerdes cuando viste a alguien triste.


¿Cómo era su postura?

Hacia abajo, el pecho cerrado, la cabeza hacia abajo, etc. Es decir, el cuerpo muestra lo que siente y lo que piensa.


Desarrollar la habilidad de darnos cuenta qué estamos sintiendo y de dónde se origina la emoción es imprescindible para nuestra salud y para desarrollar la inteligencia emocional que hoy en día, es la que hace la diferencia entre vivir una vida plena y vivir una vida que ojalá fuera otra.


Depende de ti y de nadie más desarrollar esta habilidad. Primero, lo importante es decidir ser consciente y luego tomar acción para acostumbrar a tu cerebro a pensar positivo.


Los pensamientos son la clave de las emociones y de lo que muestra el cuerpo.


Para ayudarte a desarrollar una inteligencia emocional fuerte, aquí van 5 claves para lograrlo.


Lo primero es lo primero. Te invito a decidir dar el paso, con voluntad y confianza en ti.


¡Se puede!


Clave 1: Filtra los estímulos externos: Si, filtra los estímulos externos. Me refiero a que decidas lo que vas a ver, lo que oyes y con quienes te vas a rodear.


Por ejemplo, si vas a ver TV, filtra qué vas a ver porque si escoges un estímulo externo negativo, alarmante, lo que vas a generar al ver esto, serán emociones de miedo, angustia, tristeza, etc. Como resultado de lo que elegí ver y lo mismo ocurre con lo que decides escuchar.


Y filtra con quien te relacionas, identificando quienes te aportan y quiénes no. Muchas veces nos encontramos con personas que lo que más hacen es quejarse, quejarse y quejarse contaminando todo y a todos, porque la queja no ayuda, todo lo contrario, te dejará pensando en la queja y con lo aprendido. Te imaginarás la emoción que vas a experimentar.


¿Quieres permitir que tu día, lo arruine la queja? Me imagino que no. Entonces filtra.


Clave 2: Sé consciente de lo que piensas. El ser consciente de lo que piensas es darte cuenta de lo que estás pensando. Es como si descubriéramos a nuestra mente cuando estamos pensando. Puedes darte ciertos momentos para ser consciente de lo que estás pensando. Hacer este ejercicio como un juego durante el día, hará que te acostumbres a identificar lo que piensas.


Solo dándote cuenta de lo que piensas, podrás cambiar tus pensamientos.


Cuando hayas identificado el pensamiento que no te ayuda. Trae a tu mente un recuerdo lindo e importante para ti, y visualízalo, dándote unos minutos para disfrutarlo como si lo estuvieras viviendo otra vez, viendo, escuchando y sintiendo nuevamente todo lo que te ofrece ese recuerdo. De esta manera ya habrás cambiado el pensamiento y además habrás disfrutado nuevamente aquel momento.


Clave 3: Comienza bien tu día. Comenzar el día con un pensamiento positivo ayuda demasiado a que nuestra disposición hacia el día sea mucho más gratificante.

Por ejemplo, cuando abras tus ojos al despertar, agradece de ese momento y de lo simple de la vida. También puedes visualizarte con alguien que quieres o logrando lo que quieres.


Clave 4: Termina muy bien tu día. Al igual que comenzar el día de una manera positiva te ayuda mucho, finalizar el día de la mejor manera también es importante.

Finalizar el día con un pensamiento positivo también ayuda muchísimo. Terminar el día agradeciendo por aquellas cosas positivas que sucedieron durante el día, es una manera que nuestro cerebro se vaya acostumbrando a poner foco en cosas positivas.


Clave 5: Practica la respiración atenta. Una forma de conectar con el momento presente y descubrir tus pensamientos es practicando la respiración atenta, comenzando con 5 minutos al día y a medida que te vayas acostumbrando puedes ir aumentando el tiempo de tu práctica. Respirar atentamente no sólo te ayudará a descubrir los pensamientos, sino que también te ayudará a sentirte más tranquil@.


Siendo consciente de lo que piensas y sientes, podrás ser consciente de los sentimientos de quienes te rodean y por lo tanto irás desarrollando la inteligencia emocional.


Al desarrollar la inteligencia emocional es algo que está en ti, y que estará presente en tu vida tanto personal como profesional.


Ahora ponte en acción y comienza a desarrollar una inteligencia emocional fuerte.


Te gustó el artículo compártelo


Te invito a visitar mi sitio web www.carlamirandacoach.com

54 vistas